Rosario: Detectan niveles extremos de material fecal en el arroyo Ludueña

El Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) tomó varias muestras a lo largo del año y advierte que es necesario plasmar un plan de gestión para abordar el problema.

ACTUALIDAD 12/07/2023 Lucas Ameriso
BD6NMHLG2JDVBOT4D4RT7BNC5M
Foto: Miradorprovincial

Primero fue la mortandad de peces, luego la presencia de gran cantidad de residuos plásticos y ahora las dificultades para poder navegar por la desembocadura del arroyo Ludueña. Una postal que refleja desidia, conexiones clandestinas, falta de tratamiento de los efluentes tóxicos y la descarga de caños cloacales y basurales a cielo abierto que arrojan parte de la basura al afluente el Paraná. El resultado de los análisis es lapidario: niveles extremos de materia fecal que producen una alta contaminación.

Ante la mortandad de cientos de peces en el arroyo, a comienzos de año el Observatorio Ambiental de la UNR tomó una serie de seis muestras en diferentes puntos de la desembocadura. Así, en febrero y en marzo, aguas arriba y abajo, se tomaron muestras para poder conocer el grado de contaminación.

El nivel de efecto nocivo por la presencia de altísimos niveles de bacterias coliformes genera alarma y ha promovido que desde la entidad académica se identificaran sitios georreferenciados para que las autoridades tomen cartas en el asunto y realicen intervenciones.
Uno de ellos está por calle Miglierini y el arroyo, en el barrio Antártida Argentina; otro en el puente de calle Malabia, contiguo al Rosario Golf Club; uno más en proximidades del Aeropuerto de Fisherton, sobre calle J. Paz a metros de la intersección con avenida Real. Otro de los puntos críticos está cercano al Club Náutico Malvinas Argentinas, en la desembocadura y hay otro más debajo del puente de avenida Frondizi, ya en la salida del Ludueña al Paraná.
"Hay que armar un plan de gestión para todos los actores involucrados y a partir de ahí construir un programa de remediación y gestión del arroyo para arreglar este curso de agua", sostuvo el titular del Observatorio Ambiental de la UNR, Matías De Bueno.

El ente académico determinó la cantidad de desechos que contaminan el agua con el fin de promover la limpieza del Ludueña. "Pero pasa por una decisión política", advirtió De Bueno.

El informe con los seis puntos de extracción y sus georreferenciaciones se hizo para contrastar los sitios más limpios y los más contaminados. De esta forma se puede comparar la cantidad de materia que intoxica. También tiene por objetivo que "el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático de la provincia, como autoridad de aplicación, tome las definiciones necesarias para que no siga pasando. Hoy se observa un arroyo con niveles bajos y grandes índices de contaminación y es muy complejo navegar por la gran cantidad de camalotes atrapados en el arroyo", describió De Bueno.

En tal sentido, dijo que "si sube el caudal es probable que haya puntos de obstrucción", por lo que subrayó que "los aliviadores deben estar limpios; ya que si el agua no corre, se pueden superar los niveles del puente".

En el lugar se han relevado caños que en forma constante emiten materia fecal, residuos y plásticos. "Las muestras que hicimos indican que el arroyo está con niveles alarmantes y extremos de materia fecal a lo largo de todo el curso, desde Funes hasta la desembocadura, donde hubo gran mortandad de peces", agregó De Bueno y advirtió que la carga elevadísima de residuos fecales repercute en la presencia de agentes biológicos altamente contaminantes.

Desde la entidad de la UNR se presentará en breve un informe que instará a promover un acuerdo que identifique responsabilidades específicas, ya que se indica que existe una mala gestión del afluente del río.

El Observatorio mostró su preocupación porque donde se destinaron aliviadores para los periodos de inundaciones se está autorizando la construcción de barrios. En las zonas de inundación, en los márgenes se están haciendo construcciones y esto podría traer graves consecuencias. Además, el arroyo recibe descarga de Ibarlucea. Los muestreos identificaron mayoritariamente material fecal, pero se deberían realizar más análisis para determinar, por ejemplo, presencia en el agua de agroquímicos, plomo, metales pesados, pinturas y combustibles. "Hay que meterse dentro de la embocadura para determinar desde dónde vienen las sustancias contaminantes ", instó.

La propuesta es por enésima vez reunir en una mesa a intendentes, presidentes comunales, gobierno provincial y armar un plan de remediación, porque "hoy cualquiera tira cualquier cosa, en medio de un descontrol".

En el Concejo
El 19 de abril de 2022, y con la firma de todo el bloque de Ciudad Futura, el Concejo había aprobado un proyecto de decreto por el que se encomendaba al Ejecutivo que realizara estudios trimestrales, de carácter estival, sobre la calidad del agua en el Ludueña, realizando los muestreos preferentemente sobre las calles La República y Sacayú, otro en la intersección de las calles Nansen y José Hernández y por último en General Urquiza y el arroyo. El objetivo era "construir información sostenida en el tiempo que permitier comparar y conocer en qué sectores hay más contaminación y tomar las medidas preventivas necesarias para evitar que este humedal urbano se continúe deteriorando".

Incluso el decreto establecía que para concretar esos estudios trimestrales sobre la calidad del agua se podían generar convenios entre el Ejecutivo y el Centro de Ingeniería Sanitaria de la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

Fuente: lacapital

Te puede interesar
Lo más visto
san lui

San Luis: Deforestaron 154 mil hectáreas en los últimos años y varias especies están amenazadas por la pérdida de hábitat

EcoPress
DEFORESTACION 16/05/2024

San Luis es una de las provincias más afectadas por la deforestación, desde la sanción de la ley de bosques se desmontaron más de 154 mil hectáreas y varias especies se encuentran amenazadas por la pérdida de su hábitat. Además, en 2024 la provincia recibirá solo el 7% de los fondos que le corresponden para la protección de los bosques.

Suscríbete a La Política Ambiental para recibir periódicamente las novedades en tu email