La Política Ambiental La Política Ambiental

¿Comenzó la campaña Anti Ley de Humedales?

El lobbismo sale de las sombras y comienza la etapa mediática.

ACTUALIDAD 28/09/2022 La Política Ambiental La Política Ambiental
ley

Se cumplen 10 años de la presentación del primer proyecto sobre la ley de humedales, durante todo este tiempo los distintos lobbies actuaron bajo la sombra, para lograr cajonear y archivar los proyectos.

Con el cambio de época y la activa participación por parte de las distintas organizaciones socio ambientales durante estos últimos años y el incremento de las catástrofes ambientales sufridas en nuestro país y en el mundo, la agenda ambiental comenzó a visibilizarse y en especial la frustrada (hasta ahora) Ley de Humedales.

Con esta visibilización de lo distinto desastres naturales como por ejemplo los incendios sufridos en el Delta del Paraná y en el Parque Nacional Iguazú en la provincia de Corrientes, el avance de la minería de litio en los salares de Jujuy, Salta y Catamarca, sobreexplotando un recurso básico como es el agua, secando lagunas y vegas, es este el contexto que la Ley de Humedales se pone en agenda, preocupando así a los distintos poderes económicos.

Durante 10 años los distintos sectores del lobbismo estuvieron trabajando bajo las sombras, pero hoy empezó una campaña contra la Ley de Humedales en los distintos medios de comunicación nacionales. Los sectores que se ven más perjudicados por esta Ley empiezan aparecer públicamente brindando entrevistas y tomando su posición contra la Ley de Humedales.

El Art. 16 del proyecto nos habla de las Prohibición y consideraciones y nos dice: Queda prohibida toda intervención en los humedales sin la previa aprobación por parte de la autoridad competente, de la EIA (Evaluación de Impacto Ambiental), las que mínimamente deberán contemplar, sin desmedro del conjunto de evaluaciones que cada jurisdicción aplique, la consideración de los siguientes procesos y/o actividades.

Entre estas se encuentran, las actividades que impliquen monocultivos, cultivos intensivos y/o agricultura industrial y la exploración y explotación minera e hidrocarburífera o con presencia de reservas
para fracking.

Los sectores más perjudicados y que desde hoy veremos distintas noticias a través de los medios, son, por un lado, el sector Minero, en especial la Minería de Litio, el “problema” surge que si esta ley se aprueba, esta actividad sufriría un “fuerte golpe”, ya que el Litio se extrae de los Salares del norte de nuestro país y la ley de humedales cataloga a los Salares como Humedales.

Si alguien visitó algún salar en el norte del país se dará cuenta que los mismos tienen agua, es por eso que son un reservorio natural y posee una biodiversidad única y están protegidos por esta ley. 

Por otro lado, tenemos al sector Agroindustrial, que se vería afectado ya que no podrá ampliar sus áreas de cultivo en las zonas del litoral y la Provincia de Buenos Aires que sean declaras humedales, ya que la Ley de humedales prohíbe (si no se cumplen con lo establecido en el art 16) las actividades que impliquen monocultivos, cultivos intensivos y/o agricultura industrial en zonas declaradas humedales.

Pero también hay que aclarar que estas zonas serán inventariadas por las provincias, tal como fue con la ley de bosques, quedando a discreción de las mismas las zonas que serán catalogadas como humedales. 

El problema surge de los tiempos que tiene cada provincia en crear su inventario de humedales, tal como fue con la ley de bosques, el mismo es de dos años, que se podrá extender aún más, esto provocó que varias provincias sean judicializadas por no haber cumplido con el inventario de la ley de bosques atrasando así la implementación de la ley.

Este es el inicio de una campaña contra la Ley de Humedales por los grandes medios de comunicación que irá creciendo con el correr del tiempo.

Acá te dejamos las actividades prohibidas en la ley:

Art. 16°. – Prohibición y consideraciones.

Queda prohibida toda intervención en los humedales sin la previa aprobación por parte de la autoridad competente, de la EIA, las que mínimamente deberán contemplar, sin desmedro del conjunto de evaluaciones que cada jurisdicción aplique, la consideración de los siguientes procesos y/o actividades:

- La afectación de masas forestales que sean componentes del humedal;
- La implementación de prácticas que generen vías de escurrimiento artificiales, tales
como canales, acequias, trasvasamientos, etc.;
- El movimiento de suelos cualquiera sea su fin;
- La alteración de líneas de costa y/o ribera;
- La instalación de cualquier infraestructura que pueda modificar el régimen
hidrológico;
- La construcción de pólders, terraplenes, bordos, albardones o estructuras similares
que
modifiquen la libre circulación del agua;
- La construcción de represas o endicamientos de cualquier escala;
- El volcamiento de efluentes, desechos, desperdicios o cualquier otro elemento o
sustancia extraños al humedal que pueda resultar contaminante o que modifique sus
parámetros estructurales o de funcionamiento;

- El desvío, rectificación o modificación de los cursos de agua que pueda alterar las
vías naturales de avenamiento del humedal;
- El dragado y refulado, así como la extracción de arenas silíceas o sedimentos; o el
alteo de suelos con materiales propios del área o transportados desde fuera a tal fin;
- La introducción de especies exóticas -no nativas- con cualquier fin ya sea recreativo,
productivo, deportivo, etc.;
- Las actividades que impliquen monocultivos, cultivos intensivos y/o agricultura
industrial.
- Las prácticas recreativas o de turismo cuya modalidad, escala o frecuencia pongan en
riesgo el ciclo vital del ecosistema, la vida y salud humana, o alteren la integridad
ecológica del humedal;
- El cambio de uso del suelo;
- La simplificación ecosistémica, tal como la implementación de prácticas antrópicas
para
favorecer el predominio y la generalización de algunas especies por sobre otras, aun
siendo autóctonas;
- La exploración y explotación minera e hidrocarburífera o con presencia de reservas
para fracking.
- La privatización y alteración del ciclo eco-hidromórfico de las áreas de propagación
o crecimiento aluvional.
- La firma de las mismas por parte de profesionales debidamente registrados y
matriculados 

Acá te dejamos también las dos notas:

IMG_2277

Alarma por la Ley de Humedales: podría paralizar inversiones mineras

La vicepresidenta de la Cámara de Minería de Salta, Fernanda Fraga, dijo a Cadena 3 que hay alarma en el sector porque el proyecto de ley del diputado bonaerense Leonardo Grosso (Frente de Todos) sobre humedales paralizará las inversiones mineras. 

Según Fraga, la iniciativa establece que un organismo nacional realizará un inventario de humedales y autorizará o no la actividad productiva sobre los mismos. Ese relevamiento sería por etapas, duraría más de un año y un artículo del proyecto prohíbe nuevas actividades o el desarrollo de las actuales en las zonas de humedales y en ese marco se incluye a los salares.

Por lo tanto, señaló que mientras no esté el inventario, literalmente se paralizarían todos los proyectos de litio en Salta. "Nos preocupa la actividad, el futuro de las inversiones, el trabajo que representa la actividad minera del litio, el desarrollo de los proveedores y de la provincia", advirtió.

Además, precisó que la definición del objeto a proteger es "muy amplia" y no corresponde a presupuestos mínimos. El viernes, las 10 provincias del Norte Grande elevaron un pedido al Congreso solicitando una definición racional de humedales compatible con la producción sustentable, según la convención internacional, Ramsar a la que Argentina adhirió a través de las leyes 23.919 y 25.335.

Fraga alertó que el proyecto de ley avasalla la soberanía sobre los recursos naturales que es de las provincias y se crea incertidumbre para las inversiones que son de largo plazo y de grandes capitales. Recordó que hay 27 proyectos de litio en vilo y enumeró: cinco en construcción, tres en factibilidad, cinco en análisis económico preliminar y 14 en exploración avanzada. 

Sobre el medio ambiente destacó que los reservorios de agua de Salta están asegurados con las regulaciones provinciales, porque existe una zona de protección como "la reserva de los Andes, donde está delimitado que hay en cada espacio y qué se puede desarrollar". Por lo tanto, consideró que el proyecto de ley legisla de forma inadecuada sobre lo ya legislado.

Además, precisó que la definición del objeto a proteger es "muy amplia" y no corresponde a presupuestos mínimos. El viernes, las 10 provincias del Norte Grande elevaron un pedido al Congreso solicitando una definición racional de humedales compatible con la producción sustentable, según la convención internacional, Ramsar a la que Argentina adhirió a través de las leyes 23.919 y 25.335.

Fraga alertó que el proyecto de ley avasalla la soberanía sobre los recursos naturales que es de las provincias y se crea incertidumbre para las inversiones que son de largo plazo y de grandes capitales. Recordó que hay 27 proyectos de litio en vilo y enumeró: cinco en construcción, tres en factibilidad, cinco en análisis económico preliminar y 14 en exploración avanzada. 

Sobre el medio ambiente destacó que los reservorios de agua de Salta están asegurados con las regulaciones provinciales, porque existe una zona de protección como "la reserva de los Andes, donde está delimitado que hay en cada espacio y qué se puede desarrollar". Por lo tanto, consideró que el proyecto de ley legisla de forma inadecuada sobre lo ya legislado.

Finalmente, advirtió que, si avanza la iniciativa, no permitirá el avance de las fases de los proyectos en curso (por ejemplo, a producción de los que están en construcción), que representan muchos puestos de trabajo, con importantes inversiones.

E indicó que los proyectos incluyen a las "comunidades cercanas como guardianes de la naturaleza y el territorio que es parte de su propia esencia, quienes participan previa formación de los monitoreos sociales participativos". "Está en riesgo la minería del litio, para el desarrollo de la provincia", concluyó.

Informe de Elisa Zamora

Fuente: cadena3

Nota 2:

IMG_2278

Ley de humedales: ¿peor el remedio que la enfermedad?

Desde la Fundación Barbechando advierten sobre las consecuencias negativas en la producción que tendría el proyecto a punto de recibir aprobación en Despacho y bajar al recinto. Sobre los incendios en cercanías del Paraná remarcan que “Bajo ningún punto de vista un ganadero va a quema en el invierno el pasto que le da de comer a sus vacas”

En el Congreso Nacional avanza un proyecto de ley de presupuestos mínimos de protección de humedales que, al utilizar una definición muy amplia puede afectar la producción agropecuaria y la vida misma de los pobladores en diferentes zonas del país.

Los humedales son áreas que permanecen en condiciones de inundación o con suelo saturado con agua durante períodos considerables de tiempo.

En la semana no se pudo llegar a un dictamen de Comisión en Diputados por la oposición de Juntos por el Cambio, pero es probable que con el apoyo de la izquierda y el socialismo esta semana haya dictamen y el proyecto baje al recinto.

Desde la Fundación Barbechando se advierte que “se corre el riesgo que intentando “proteger todo”, se termine protegiendo casi nada, como ha sucedido en buena medida con la llamada Ley de Bosques. Sería muy conveniente que el marco legal que se establezca compatibilice las opiniones, intereses y posibilidades de los distintos sectores involucrados, evitando promover infinidad de probables juicios”.

Manuel Chiappe, director general de la entidad, comentó a Cadena 3 Argentina que todavía no se conocen las consecuencias de una eventual ley “porque en la mayoría de los proyectos lo que se empezaría a hacer es un inventario de humedales. Básicamente entender que parte de la superficie de nuestro país es un humedal y eso lo vamos a saber recién cuando la ley esté sancionada y entendamos que superficie y que economías regionales impacta. Hay mapeos preliminares que tiene el Inta que habla del 9 o 9,5% del territorio, en Medio Ambiente se habla de un poco más”.

En función “de los humedales que ya conocemos y en base a algunos artículos bastante restrictivos que tienen los actuales proyectos de ley entendemos que va a haber un impacto principalmente en economías regionales, caña de azúcar, cultivos bajo riego, arrozales y también en la industria del litio, minería y parte del petróleo probablemente. En frutas, pera, manzanas, valles fértiles irrigados con un impacto directo en exportaciones y empleo, si se aplican todas las restricciones que estamos viendo en todos los proyectos de ley”.

Humedales e incendios en el Delta del Paraná

El tema humedales recobró gran protagonismo en estas últimas semanas a raíz de los reiterados incendios producidos en las adyacencias del río Paraná, que hay afectado mayormente a la ciudad de Rosario.

Sobre el particular Chiappe remarcó que “en ninguno de los proyectos se habla de prevenir los incendios. Para ello hay leyes que ya existen y protegen de los incendios. Son principalmente por la situación de escasez hídrica que tenemos, pastos secos e incendios naturales. Sería muy prematuro hacer un juicio de valor; hay que entender que el productor agropecuario es una persona que sabe interactuar con la Naturaleza y lo que menos quiere es ir contra ella y quemarla. En caso que haya que hacerlo existe la ley de quemas controladas que algunas provincias han reglamentado y lo autorizan a hacerlo bajo condiciones muy específicas.

Fuente: elcampohoy

Te puede interesar

Lo más visto

Suscribite a La Política Ambiental

Suscríbete a La Política Ambiental para recibir periódicamente las novedades en tu email