La Política Ambiental La Política Ambiental

El Hidrógeno Verde a paso lento

ENERGÍA 03/01/2023 La Política Ambiental La Política Ambiental
El%20Hidr%C3%B3geno%20Verde%20a%20paso%20lento

La provincia anunció en noviembre de 2021 una mega inversión para desarrollar esta energía renovable de la mano de una empresa australiana. La demora de la ley de regulación nacional para la industria frenó el impulso inicial.
Pasó más de un año y la producción de Hidrógeno Verde en Río Negro no desembarcó con la potencia que se esperaba tras el anuncio realizado en la Cumbre de Cambio Climático en Glasgow. Termina el 2022 sin ley de regulación de esta energía renovable porque el proyecto continúa en análisis en el ministerio de Economía, sin asomar por el Congreso de la Nación.
La mega inversión de 8.000 millones de dólares, que pretendía realizar la empresa australiana Fortescue, es incipiente y los puestos de trabajo generados hasta ahora están muy lejos de los 15.000 prometidos en noviembre del año pasado. Solo medio centenar de profesionales están abocados a estudios vinculados a este desarrollo y en Sierra Grande esperan el cambio de su matriz económica que los ilusionó un año atrás.
“Tuvimos un montón de avances a lo largo de este año, en enero se presentó la iniciativa privada que se aprobó por unanimidad en la Legislatura, se creó una comisión, se comenzaron a realizar estudios sobre la base de permisos, hicimos aportes sustantivos al proyecto de ley de regulación nacional y ahora esperamos esa ley de promoción y fomento que debe sancionar el Congreso”, afirmó a RÍO NEGRO el secretario de Estado de Planificación, Daniel Sanguinetti.
El plan original tenía un esquema progresivo de inversiones. Se trata de un proyecto a “mediano plazo”, insistió Sanguinetti quien remarcó que se trabaja de manera “seria, con todos los estudios, con información para tener licencia social”.

La inversión actual
En la práctica, hoy la empresa Fortescue cuenta con seis mástiles de viento instalados, dos de ellos en la zona de Punta Colorada y otros 4 en tierras privadas que la empresa compró y que están por fuera del proyecto original, por lo que sus permisos van por otra vía.
El proyecto plantea la instalación de 17 mástiles de medición de vientos. Sanguinetti explicó que la mayoría estarían emplazados en la Meseta de Somuncura y “si bien no hay impacto según el plan de manejo vigente, que es del año 2006, decidimos actualizarlo y esperar”.
Para eso se contrataron unos 45 profesionales de la Universidad de Río Negro que realizan nuevos estudios de diversas características vinculadas al ambiente, pero también a la vida silvestre como el sobrevuelo de los cóndores que transitan por esa zona.
Sanguinetti destacó esta “actualización del plan de manejo” como una medida de relevancia para avanzar en un “cuidado y prolijo” desarrollo del Hidrógeno Verde en Río Negro. También destacó que con los profesionales en campo se genera un movimiento económico en la Región Sur.
“Vamos a esperar este estudio actualizado y mientras tanto se avanza con la instalación de mástiles por fuera de esa área y con otras tareas. Es mejor esperar, ir firmes, con responsabilidad, certeza y con estudios científicos que lo avalen”, indicó el funcionario.
En paralelo, también se realizan estudios de relieve de suelo en la zona de Punta Colorada donde se va a construir el nuevo puerto para la exportación de este producto.

La ley de regulación de la producción queda para 2023
El proyecto de regulación de producción de Hidrógeno Verde se posterga para el 2023 a pesar de que el Gobierno de Río negro y la empresa Fortescue Future Industries esperaban la normativa este año para avanzar en su anunciado megaproyecto, centralizado en Sierra Grande.
Nunca expuesto públicamente, pero la firma reguló este año el avance del proyecto, que denomina Pampas, a lograr precisar el encuadramiento de la actividad y producción que pretende instalar en Río Negro.
Entre sus expresiones públicas, a mediados del 2022, el Gerente Regional de Gobierno de Fortescue en la Región Latinoamérica, Sebastián Delgui, declaró a RÍO NEGRO el deseo de la firma “de tener la ley culminando el año”.
En ese momento, la iniciativa no estaba y, ahora, si bien existe un texto avanzado en Economía, no hay presentación gubernamental en el Congreso. Fuentes de la cartera de Energía señalaron a RÍO NEGRO que era intención agilizar ley para este año, pero finalmente no se podrá concretar ya que sigue en análisis, circulando el borrador en diversos despachos.
Días atrás, el ministerio que conduce Sergio Massa remitió un anteproyecto al senador Alberto Weretilneck con las modificaciones introducidas al borrador inicial para volver a Economía después de su revisión y allí continúa en análisis.
El secretario de Estado de Planificación de Río Negro, Daniel Sanguinetti, dijo que también el gobierno tuvo en sus manos el borrador e hicieron “aportes sustantivos”. Lo trabajó junto a la provincia de Tierra del Fuego, que tiene también un proyecto para el Hidrógeno Verde.
Aclaró que “hay puntos que no acordamos, pero esperamos que Nación, que tiene la facultad de crear el marco regulatorio con una ley que sea de fomento y promoción, finalmente impulse la ley. Estamos expectantes”.
Sanguinetti habló de una premura por ese marco regulatorio y generar condiciones propicias para el desarrollo de esta industria novedosa ante el apremio de competidores cercanos como Brasil, Chile y Colombia que también buscan desarrollar el Hidrógeno Verde.
Para el funcionario la ley debería otorgar “estabilidad por los próximos 30 años” a los posibles inversores y anheló que se replique la experiencia rionegrina de que salga con un mayoritario consenso en el Congreso.

Los orígenes y el borrador de la normativa
La base del trámite en evaluación de la cartera de Sergio Massa, concretamente en la Secretaría de Energía que conduce Flavia Royón, fue una presentación del senador Alberto Weretilneck para establecer el marco regulatorio del Hidrógeno Verde en Argentina.
Esta labor tuvo su inicio en un encuentro del presidente Alberto Fernández con la gobernadora Arabela Carreras, quién insistió en la ley nacional, con participación del senador. Esa reunión, realizada en la Quinta de Olivos, estuvo marcada -realmente- como la primera gestión oficial del mandatario nacional, tras la abrupta salida del ministro de Economía, Martín Guzmán.
Llegó, días después, Massa a esa cartera y, a fines de agosto, Weretilneck le entregó una carpeta con su idea de la ley “de Promoción de Hidrógeno”, de 53 artículos, donde se precisan tipos de producción; exenciones e incentivos; un régimen de retenciones y derechos de importación, como también, condiciones de seguridad, con sus eventuales sanciones.
Desde entonces, Royón avanzó en Economía con sus análisis técnicos y con intercambios con las distintas empresas con proyectos anunciados en el país, como Fortescue. Un contrapunto radica en los beneficios, como también, en los límites del intercambio de divisas, entre ellas, los envíos al exterior donde las firmas piden liberación para cumplir con el financiamiento que requieran para sus inversiones.
En la entrevista, Delgui había enumerado algunos otros puntos, como el “modelo impositivo, si se paga IVA, si hay devolución”, como también, admitió la cuestión de las retenciones. “Queremos tener un mayor detalle de qué estamos hablando con las retenciones. Este número hay que ponerlo en el modelo de negocio final”, decía y remarcaba que “no se está pidiendo nada extraordinario del esfuerzo del Estado Nacional”.
En septiembre, luego de un encuentro con Massa y Royón, la gobernadora Carreras decía que se “está cerca” y adelantaba el envío del proyecto al Congreso para “las próximas semanas”. Insistía así que se está “dentro de los plazos” porque pretendía su tratamiento en el 2022 para alejarlo del proceso electoral. “Sería ideal este año y separarlo de la grieta, que se profundizará en el 2023”, remarcó Carreras.
La legislación nacional daría previsión a la Fortescue para concluir sus cálculos y, entre cosas, resolver el estudio final de factibilidad de la inversión, anunciada en 8.400 millones.
Además, la norma habilitaría a Río Negro para avanzar en el llamado a licitación para formalizar el proyecto de Fortescue, cuya iniciativa privada fue aprobada por la Legislatura en abril, y cumplir con los trámites de la concesión de la zona Franca de Sierra Grande.

La Provincia renovó permisos y la empresa seguirá con estudios
En noviembre del 2021, la gobernadora Arabela Carreras autorizó a Fortescue para el “uso de tierras fiscales” con “el objetivo de cumplir” con “estudios de prefactibilidad vinculados al proyecto de producción de hidrógeno verde”.
El plazo de utilización era de un año y, concluido ese plazo, los relevamientos no se finalizaron, porque la empresa reguló también sus tiempos frente a las demoras advertidas por el Estado, especialmente de Nación con la ley de regulación.
Ahora, la mandataria firmó el decreto N° 1337 donde se extiende el permiso Argentina Fortescue Future Industries SA por otros dos años.
La norma original fue presentada y entregada por la mandataria a la CEO de FFI, Julie Shuttlewort cuando visitó Río Negro para su presentación del megaproyecto, con la presencia también del aún ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.
La autorización inicial era por un año y, ahora, se prórroga por otros años. En especial, se preveían estudios “de los recursos eólico necesarios para establecer dónde sería posible y conveniente construir los parques para la generación de la energía eléctrica”.
También aquellas evaluaciones de “prefactibilidad para la construcción de las líneas de transmisión de la electricidad generada en los parques eólicos”.
Los permisos se mantienen en evaluaciones para “el emplazamiento de la planta de producción de Hidrógeno Verde y sus productos derivados”, como también, las evaluaciones “para determinar la infraestructura portuaria que haga posible el transporte y comercialización de los productos verdes elaborados”.
La normativa rionegrina aclara que serán “análisis eléctricos, topográficos, geotécnicos, hidrológicos, batimétricos, medioambientales, arqueológicos, ornitológicos, paleontológicos y sociales”.
Por su parte, Fortescue “se compromete a utilizar las propiedades exclusivamente” para cumplir con esos “estudios y deberá informar a las autoridades provinciales el cronograma de trabajo antes del inicio de tareas, identificando precisamente el área a intervenir, las acciones de sensibilización y comunicación social con las poblaciones cercanas”.

Fuente: Diario Río Negro

Te puede interesar

Lo más visto

Suscribite a La Política Ambiental

Suscríbete a La Política Ambiental para recibir periódicamente las novedades en tu email