La Pampa: Continúan las investigaciones arqueológicas en la zona de la laguna Chadilauquen

ACTUALIDAD 10/04/2023 La Política Ambiental La Política Ambiental
la pampaaaa
El equipo de investigadores realizó la recolección sistemática de los materiales líticos, cerámicos y óseos que se encontraron dispersos en la orilla de la laguna.

Desde los primeros días de abril se reanudaron las investigaciones arqueológicas emprendidas durante octubre de 2022 en la Laguna Chadilauquen, con la autorización de la Secretaria de Cultura de la provincia de La Pampa y del Consejo Provincial del Aborigen.

En esta oportunidad se efectuaron prospecciones en diversos sectores de la laguna y se realizó la recolección sistemática de los materiales líticos, cerámicos y óseos que se encontraron dispersos en la orilla. Los materiales quedaron depositados en la superficie del suelo como consecuencia de la erosión hídrica y la extrema sequía del verano, factores ambientales que los dejaron expuestos.

En las actividades de campo participaron las arqueólogas Alicia Tapia, de la Universidad de Buenos Aires, Mabel Fernández de las Universidades Nacionales de La Pampa y de Luján, y Mirta Zink, historiadora de la Universidad Nacional de La Pampa. También se contó con la participación de tres lonkos ranqueles: Mercedes Soria de la comunidad de Rali Có; Ines Canuhé de la comunidad de Santa Rosa; y Pedro Coria de la comunidad de Parera. Asimismo se contó con la valiosa colaboración de Martin y Víctor Pellegrino, residentes de Embajador Martini.

El objetivo que se persigue con las investigaciones arqueológicas no solo consiste en el estudio de los materiales recuperados para el conocimiento de las sociedades del pasado, también se tiene en cuenta que se trata de bienes culturales de valor patrimonial de relevancia para la reconstrucción identitaria de los pueblos originarios y de la historia local y regional. Por ello, el equipo de investigación se constituye con integrantes de variada formación y procedencia, y se propone efectuar una investigación co-participativa con los diferentes actores sociales de la comunidad, tendiente a que los saberes sobre los bienes patrimoniales de los pueblos originarios del pasado adquieran un uso social significativo en el presente.

Materiales

En principio, los diferentes tipos de materiales líticos, de cerámica y faunísticos hallados indican que en la orilla de la laguna se asentaron diferentes poblaciones indígenas, las cuales se fueron sucediendo en la ocupación del paisaje desde los 3000 AP hasta momentos recientes a fines del siglo XIX.

"Las más tempranas sociedades tuvieron una forma de vida cazadora recolectora y las más recientes fueron grupos pastores y ganaderos con agricultura no extensiva organizados en cacicazgos, como es el caso de los ranqueles, quienes nominaron el lugar como Chadilauquen en su lengua mapudungun que significa laguna salada en español", indicaron los encargados de la investigación.

"En cuanto a los materiales líticos, la diversidad de formas y tamaños de las puntas de proyectil, no solo indican que la subsistencia de algunos grupos estaba basada en la cacería mediante el uso de arcos y flechas, sino que algunas estaban destinadas a la obtención de animales pequeños (como las aves) y otras a animales de mayor tamaño como el guanaco y el venado de las pampas, que antaño habitaban en estos parajes", añadieron.

Además, sostuvieron que "en el lugar no existen afloramientos de rocas aptas para la confección de artefactos de piedra, y por el tipo de materias primas con las cuales están confeccionadas las puntas, los raspadores para trabajar los cueros, las raederas o cuchillos para cortar, las bolas de boleadoras o los artefactos de molienda (como mortero y manos de morteros), podemos identificar los lugares de los cuales provenían las diferentes rocas tales como del sur de Córdoba (cuarzo cristalino, calcedonia, granitos de granos grueso, entre otras), de la precordillera mendocina (obsidianas, pedernales, basaltos), de las bardas pampeanas (cuarcita de granos finos, riolitas) o bien de las sierras de Tandilia y Ventania (cuarcitas de granos grueso)".

Para conseguir las rocas aptas para tallar sus artefactos, "empleaban circuitos de movilidad y recorrían distancias de manera periódica o estacional o bien las obtenían por medio del intercambio con otras poblaciones. Esto nos indica que los pueblos procedían de diversos lugares y que el norte pampeano fue un lugar de convergencia cultural muy frecuente. Por ello, esta y otras lagunas vecinas del área debieron ser focos de atracción importante para que los grupos se asentaran, muy posiblemente por cortos periodos", agregaron.

Cerámica

Los fragmentos de cerámica también proporcionan información valiosa. "Mediante diferentes técnicas de laboratorio podemos reconstruir la forma y el tamaño de la boca de las vasijas. Por el estilo de la decoración que presentan algunas piezas se pueden establecer relaciones con las cerámicas encontradas en otras áreas vecinas y determinar áreas por donde se dispersaron los grupos humanos", detallaron desde el equipo..

En tal sentido "hemos encontrado similitudes con las cerámicas del sur de Córdoba, del sur mendocino y del noroeste pampeano. También el estudio de las pastas utilizadas en la fabricación de la cerámica nos indica si se utilizaron arcillas locales o si fueron confeccionadas con sedimentos de otros lugares más lejanos. Al respecto hemos identificado tanto el uso de arcillas similares a las que se encuentran en el suelo de la laguna Chadilauquen como otras de origen alóctono o que provienen de otros lugares, manifestaron.

Y concluyeron: "los restos faunísticos corroboran la presencia del venado de las pampas y del guanaco, así como el consumo del ñandú, del que además de la carne aprovechaban sus huevos".

Fuente: eldiariodelapampa

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete a La Política Ambiental para recibir periódicamente las novedades en tu email