La Política Ambiental La Política Ambiental

Cambio Climático: Récord de concentración de los principales gases de efecto invernadero

CAMBIO CLIMÁTICO 10/04/2022 La Política Ambiental La Política Ambiental
FyduaMAf_4x

La concentración en la atmósfera de dióxido de carbono (CO2) y metano (CH4), los dos principales gases de efecto invernadero (causantes del cambio climático), volvió a alcanzar en 2021 nuevos niveles récord.
En especial, la concentración de gas metano en el aire fue el año pasado un 15% más elevada que la media de referencia (1984-2006) y un 162% superior a la concentración que existía antes de la Revolución Industrial, según el balance anual provisional publicado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, entidad pública que administra -entre otros- el observatorio atmosférico de Mauna Loa, en Hawái, centro de referencia internacional en el seguimiento de datos sobre concentración de gases de efecto invernadero.
Los datos de la NOAA son de especial interés en este preciso momento porque, como se recordará, el pasado 4 de abril el Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) reiteró en un nuevo informe la necesidad de reducir drástica e inmediatamente la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero, como actuación imprescindible si se pretende limitar el aumento de las temperaturas a escala global.

Datos actualizados: metano
El análisis preliminar de la NOAA muestra que el aumento anual del metano atmosférico durante 2021 fue de 17 partes por billón (ppb), el mayor aumento anual registrado desde que comenzaron las mediciones sistemáticas en 1983. El aumento durante 2020 fue de 15,3 ppb.

También en CO2
Los niveles de dióxido de carbono (CO2), por otra parte, también continúan aumentando a "tasas históricamente altas", indica el informe de la NOAA. El promedio mundial de dióxido de carbono en la superficie durante 2021 fue de 414,7 partes por millón (ppm), lo que representa un aumento de 2,66 ppm con respecto al promedio de 2020. Estas cifras marca el décimo año consecutivo en que el dióxido de carbono aumentó en más de 2 partes por millón, lo que representa la tasa de aumento sostenido más rápida en los 63 años desde que comenzó el monitoreo.
“Nuestros datos muestran que las emisiones globales continúan moviéndose en la dirección equivocada a un ritmo acelerado”, expone Rick Spinrad, Administrador de la NOAA. “La evidencia es consistente, alarmante e innegable. Necesitamos construir una nación preparada para el clima para adaptarnos a lo que ya está aquí y prepararnos para lo que está por venir. Al mismo tiempo, ya no podemos darnos el lujo de retrasar las medidas urgentes y efectivas necesarias para abordar la causa del problema: la contaminación por gases de efecto invernadero”, destaca Spinrad en declaraciones difundidas a través de la web de la NOAA.

Dos gases preocupantes
La presencia de metano en la atmósfera es preocupante pero todavía lo es más la de CO2, recuerda la NOAA. Se calcula que el año pasado se emitieron a la atmósfera 36.000 millones de toneladas de dióxido de carbono en actividades humanas como la combustión de hidrocarburos. De forma paralela, se emitieron a la atmósfera aproximadamente 640 millones de toneladas de metano durante el mismo período.
El tiempo de permanencia del metano n la atmósfera (antes de degradarse) "es de aproximadamente nueve años, mientras que parte del dióxido de carbono (CO2) emitido hoy continuará calentando el planeta durante miles de años", recuerda la NOAA para explicar la preocupación especial por el CO2.
“El efecto de las emisiones de dióxido de carbono es acumulativo”, recuerda en este sentido Pieter Tans, científico principal del Laboratorio de Monitoreo Global de la NOAA. En un intento de explicar de forma más clara la persistencia del CO2, el profesor Tans indica que  “alrededor del 40% de las emisiones del Ford Modelo T de 1911 todavía están en el aire actualmente".

El poder (negativo) del metano
El dióxido de carbono se caracteriza en este sentido por su persistencia en el tiempo mientras que el metano es preocupante porque "es aproximadamente 25 veces más poderoso para atrapar el calor en la atmósfera y tiene una importante influencia a corto plazo en la tasa del cambio climático", indica la NOAA.
El metano que llega a la atmósfera es generado por muchas fuentes diferentes, como la producción, el transporte y el uso de combustibles fósiles: a partir de la descomposición de la materia orgánica en los humedales y como subproducto de la digestión de los animales rumiantes, como las vacas.
Determinar qué fuentes específicas son responsables de las variaciones en los aumentos anuales de metano es complejo, pero los científicos estiman que la producción y el uso de combustibles fósiles contribuye aproximadamente con el 30% de las emisiones totales de metano. Estas fuentes industriales de metano son relativamente fáciles de identificar y controlar utilizando la tecnología actual, indica la NOAA.

Fuente: La Vanguardia (España)

Te puede interesar

Lo más visto

61509

Buenos Aires: Declararon emergencia hídrica en Lujan

La Política Ambiental
BUENOS AIRES 24/11/2022

En el marco de la Emergencia Hídrica declarada por el Municipio de Luján, el Sistema de Protección de la Comunidad (Prodecom) volvió a reunirse el sábado pasado y llamó a la ciudadanía a racionalizar el consumo de agua para evitar faltantes de suministro.

Suscribite a La Política Ambiental

Suscríbete a La Política Ambiental para recibir periódicamente las novedades en tu email