Más coordinación intersectorial para la restauración y la conservación de los bosques

ACTUALIDAD 14/07/2023 La Política Ambiental La Política Ambiental
Forests
Foto: fao

Por Pieter Van Lierop, Oficial Forestal de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En los últimos años, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha desempeñado un papel fundamental al brindar asistencia a los países de América Latina y el Caribe para alcanzar objetivos de restauración, hacer frente a la crisis climática y abordar la pérdida de biodiversidad en los bosques.

Esta es una problemática que afecta a toda la región y que requiere de un trabajo colaborativo con otros sectores, incluyendo el sector agrícola y de desarrollo rural, y se presenta como una oportunidad para la acción conjunta e implementación de soluciones integrales en los territorios y paisajes.

América Latina y El Caribe ha avanzado en el manejo forestal sostenible a través de implementación integral de buenas prácticas y reduciendo la tala ilegal de bosque nativo.

Sin embargo, los incendios forestales y la sanidad forestal siguen siendo retos que requieren de la coordinación intersectorial y trabajo conjunto en la región, principalmente en un contexto de cambio climático y pérdida de la biodiversidad.

El trabajo reciente de la FAO ha permitido recuperar y conservar los bosques en diversos países de la región, generando herramientas y mecanismos para abordar causas de la pérdida de la biodiversidad como por ejemplo las especies exóticas invasoras.

Solo en 2022, la organización apoyó a Brasil, Chile, Guyana, la República Bolivariana de Venezuela, Trinidad y Tobago y Surinam para acceder a 21,6 millones de dólares del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), y a Chile, Ecuador, Surinam y Trinidad y Tobago para obtener un financiamiento de 5,5 millones de dólares del Fondo Verde para el Clima (FVC). Además, brindó asistencia técnica en la fase de preparación de proyectos climáticos y ambientales a nueve países.

En Argentina, se estableció un marco normativo y político para la prevención y gestión de especies exóticas invasoras, que tienen efectos nocivos en los bosques incluyendo mamíferos, arbustos y árboles.

En Brasil, se desarrolló una plataforma de análisis del paisaje que permite identificar las tendencias de degradación y recuperación, beneficiando a 1.600 personas en 34 municipios.

En la región Caribe de Colombia, se han implementado estrategias de integración productiva y ambiental en corredores de conectividad y mosaicos de conservación, logrando conectar cerca de dos millones de hectáreas de ecosistemas terrestres y marinos, e incluyendo más de 21 mil hectáreas de nuevas áreas protegidas.

En Cuba, se han manejado más de 16.000 hectáreas de tierras agrícolas bajo el enfoque de intensificación sostenible de la producción agrícola, fortaleciendo áreas vulnerables al cambio climático, afectadas por especies invasoras y pastizales degradados.

En El Salvador, se han restaurado aproximadamente 8.000 hectáreas de áreas críticas en el corredor seco del país.

En Guatemala, se han implementado prácticas y medidas de restauración agroforestal en 1.500 hectáreas, beneficiando a 500 productores agroforestales.

En Honduras, se ha impulsado un proyecto de empoderamiento de las mujeres para la acción climática en el sector forestal, beneficiando a cerca de 980 mujeres. También en este país la FAO ha mejorado los datos estadísticos sobre los incendios forestales a través de la plataforma SMART FIRE, lo que ha permitido generar información para una mejor prevención y combate de incendios forestales y un mejor manejo de los recursos naturales.

En Paraguay, se ha brindado apoyo en el diseño de un sistema nacional de monitoreo de incendios forestales, con el objetivo de lograr una respuesta rápida y un control coordinado por parte de las instituciones nacionales. También, 1.200 familias campesinas e indígenas han desarrollado sistemas agroforestales resilientes al cambio climático.

Mientras tanto, en la República Bolivariana de Venezuela, se han restaurado 700 hectáreas de bosques degradados mediante la plantación de 1,2 millones de árboles forestales y frutales producidos en viveros institucionales del Estado y comunidades indígenas.

En Nicaragua, se ha brindado asistencia en la planificación de la conservación y el manejo integrado de cerca de 400 mil hectáreas de bosques protegidos, promoviendo la restauración de áreas degradadas y la conectividad ecosistémica.

Parte de este trabajo fue abordado durante la 33ª Reunión de la Comisión Forestal de América Latina y el Caribe (COFLAC) (https://www.fao.org/americas/coflac/es/) realizada recientemente en Ecuador. La COFLAC es una instancia que asesora a la FAO para su programa forestal en la región. El encuentro terminó marcando el énfasis en una mayor coordinación intersectorial y trabajo conjunto en América Latina y el Caribe para la restauración y la conservación de los bosques, que incluya al sector agrícola y de desarrollo rural, en pro de alcanzar soluciones integrales en los territorios y paisajes.

Fuente: telam

Te puede interesar
la plata

La PLata : La Cámara Federal declaró la inconstitucional el artículo 154 del DNU que deroga la ley de Tierras

La Política Ambiental
ACTUALIDAD 22/03/2024

Los camaristas fallaron a favor del "amparo colectivo" del Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas La Plata (CECIM) --que impugnaron la norma que consideran lesiva para la soberanía nacional-- por tratarse de "una asociación de quienes debieron empuñar las armas en su defensa". Además de considerar que no existieron causas "excepcionales" que justificaran la necesidad y la urgencia del Decreto. El fallo solo puede ser apelado ante la Corte Suprema.

Lo más visto
san lui

San Luis: Deforestaron 154 mil hectáreas en los últimos años y varias especies están amenazadas por la pérdida de hábitat

EcoPress
DEFORESTACION 16/05/2024

San Luis es una de las provincias más afectadas por la deforestación, desde la sanción de la ley de bosques se desmontaron más de 154 mil hectáreas y varias especies se encuentran amenazadas por la pérdida de su hábitat. Además, en 2024 la provincia recibirá solo el 7% de los fondos que le corresponden para la protección de los bosques.

Suscríbete a La Política Ambiental para recibir periódicamente las novedades en tu email