Brasil: Proyecto de desarrollo rural reforzará la resiliencia climática de más de 250 mil personas en el estado brasileño de Ceará

Ceará es el primer estado en implementar Sertão Vivo, proyecto que permitirá la gestión sostenible de tierras en el noreste de Brasil, en zonas muy vulnerables al cambio climático. Es impulsado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de las Naciones Unidas, el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y el Gobierno del Estado de Ceará. Su alcance se amplió a nueve estados, con una inversión inicial de 386 millones de dólares, que se espera llegar a 1,8 millones de personas, dando prioridad a la participación de mujeres, jóvenes y comunidades tradicionales.

INTERNACIONAL 16/05/2024 La Política Ambiental La Política Ambiental
FIDA-Sertao-Vivo-696x464

BRASIL (Fortaleza, 15 de mayo de 2024). El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de las Naciones Unidas, el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) y el Gobierno del Estado de Ceará presentaron este miércoles (15) en Fortaleza un proyecto que reforzará la resiliencia climática de más de 250.000 personas en 72 municipios del estado de Ceará, con una inversión de 252 millones de reales (54 millones de dólares).

Ceará es el primer estado en implementar Sertão Vivo, proyecto que permitirá la gestión sostenible de tierras en el noreste de Brasil, en zonas muy vulnerables al cambio climático. Originalmente, el proyecto se ejecutaría en cuatro estados, con una asignación conjunta de mil millones de reales (217 millones de dólares), pero el alcance se amplió a nueve estados y a 1.775 millones de reales (386 millones de dólares), inversión con la que se espera llegar a 1,8 millones de personas, dando prioridad a la participación de mujeres, jóvenes y comunidades tradicionales.

“Con este complemento en el monto inicialmente previsto, BNDES reafirma su compromiso de enfrentar la crisis climática, que ha generado tragedias cada vez mayores y más frecuentes. Este nuevo monto permitirá que los beneficios del proyecto lleguen a todos los estados de la región Nordeste, incluida la preservación de los más diversos biomas”, explicó el presidente del BNDES, Aloizio Mercadante.

¿De qué se trata el proyecto Sertão Vivo para el desarrollo rural en un contexto de crisis climática?


Sertão Vivo llega en un momento crítico para la seguridad alimentaria en Brasil. Según Rede PENSSAN, una red académica brasileña, más de la mitad de la población del país experimentó inseguridad alimentaria en algún momento de 2022; una cifra que alcanzó el 63 % entre la población rural.

EN LAS REGIONES DEL NORTE Y NORESTE, CUATRO DE CADA DIEZ FAMILIAS AFIRMARON ESTAR PREOCUPADAS POR EL ACCESO A CORTO PLAZO A LOS ALIMENTOS Y LA CALIDAD DE LOS ALIMENTOS DISPONIBLES. DE ACUERDO CON LA INVESTIGACIÓN, 2,4 MILLONES DE PERSONAS PADECEN HAMBRE EN CEARÁ.

«La agricultura familiar es esencial para cambiar esta realidad, ya que produce la mayor parte de los alimentos que llegan a la mesa de los brasileños y emplea a tres cuartas partes de la mano de obra agrícola. Es crucial que apoyemos a estos agricultores para fortalecer su resiliencia y productividad en un entorno de cambio climático, al mismo tiempo que promovemos nuevas formas de producción sostenibles. La agricultura familiar puede y debe cumplir un papel clave en la reducción del hambre y la pobreza en el país», afirmó Rossana Polastri, directora Regional del FIDA para América Latina y el Caribe.

El proyecto promoverá la creación de sistemas agroforestales integrados que aumenten la fertilidad del suelo y el contenido de carbono, así como el fomento de prácticas de captación, almacenamiento y uso del agua para que los cultivos y el ganado puedan resistir patrones de lluvia irregulares y sequías prolongadas. Estas actividades evitarán la emisión a la atmósfera de 11 millones de toneladas métricas de contaminación por dióxido de carbono, lo que equivale aproximadamente a 339.000 personas volando desde São Paulo a Manaus, en Brasil.

La financiación conjunta del FIDA, el Fondo Verde para el Clima (GCF), el BNDES y el propio Estado también construirá o restaurará infraestructuras a pequeña escala, como cisternas, que han demostrado funcionar bien durante décadas de proyectos apoyados por el FIDA en la región Nordeste.

Para el FIDA, la iniciativa representa un nuevo modelo operativo, que combina la financiación a gran escala procedente de diversas fuentes con inversiones centradas en el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático como medio para reducir la pobreza rural.

El FIDA lleva invirtiendo en Brasil desde 1980 con el objetivo de aumentar los ingresos de agricultores a pequeña escala, fortalecer las cooperativas, promover el desarrollo grupal y cultivar nuevos mercados para la agricultura familiar y productos socio-biodiversos. Hasta la fecha, se han implementado 13 proyectos con una inversión total de 1 180 millones de dólares estadounidenses, de los cuales 297 millones han sido financiados por el FIDA para apoyar a 615 400 familias.

Fuente: FIDA

Te puede interesar
Lo más visto
rigi-recursos-01

"La Ley Bases y el RIGI son un nuevo régimen de saqueo, entrega y sacrificio de nuestros territorios"

Manuel Fontenla
ACTUALIDAD 20/05/2024

El Régimen de Incentivos para Grandes Inversiones (RIGI), contemplado por la Ley Bases del Gobierno, implica la profundización del modelo extractivo con amplios beneficios para las empresas internacionales. Es una continuidad iniciada en la década menemista y sostenida por todos los gobiernos. El rechazo de los pueblos que no aceptan ser territorios arrasados.

Suscríbete a La Política Ambiental para recibir periódicamente las novedades en tu email