Chaco: Se monitoreará por primera vez un tatú carreta en el Parque Nacional El Impenetrable

El seguimiento por GPS del individuo permitirá evaluar sus movimientos bajo distintas condiciones ambientales y generar información valiosa sobre esta especie poco conocida.

ACTUALIDAD 03/06/2023 La Política Ambiental La Política Ambiental
tatu-696x522

Durante la noche del miércoles en el Parque Nacional El Impenetrable, en la provincia del Chaco, se logró por primera vez en un área protegida nacional la captura de un ejemplar de tatú carreta (Priodontes maximus) para la instalación de un dispositivo de seguimiento satelital que permitirá profundizar el estudio sobre esta especie a través de su monitoreo en la región chaqueña.

La actividad se realizó en el marco del Proyecto Tatú Carreta, encabezado por el investigador Yamil Di Blanco, y contó con participación de personal del Parque Nacional. Tras la intervención llevada a cabo por especialistas, el individuo fue liberado en el mismo sitio de su captura y será monitoreado para obtener información sobre la biología, ecología y el uso de los distintos ambientes por parte de la especie.

El proyecto nació en 2017 con el objetivo de desarrollar un estudio a largo plazo de esta especie que en el país habita en la región chaqueña y sobre la que existe todavía poco conocimiento. En sus inicios se realizaron relevamientos indirectos a través de rastros que evidencian la presencia de la especie; mientras que actualmente se apunta a estudiar la ecología espacial del tatú carreta a través de la búsqueda de individuos y la colocación de mecanismos de seguimiento satelital, con el fin de evaluar sus movimientos bajo distintas condiciones ambientales, tales como áreas protegidas en buen estado de conservación y áreas degradadas.

 

Si bien anteriormente se había logrado capturar ejemplares para su estudio en inmediaciones del Parque Provincial Loro Hablador y el Parque Nacional Copo, en Santiago del Estero, esta hembra capturada representa el primer individuo marcado y monitoreado para seguir sus pasos dentro de un Parque Nacional. El monitoreo y seguimiento se realiza a través de un dispositivo que almacena información de geolocalizaciones, aportando datos sobre la movilidad del ejemplar a lo largo de un período de uno a dos meses.

En esta línea, se apuntará a continuar obteniendo información de distintos individuos y en distintas zonas, abarcando áreas con diversos niveles de protección y grado de disturbio, de manera de estudiar cuáles son los factores que condicionan su movimiento y afectan a su conservación en la región.

Los Parques Nacionales El Impenetrable y Copo, debido a la condición de los ambientes naturales que protegen, son considerados áreas estratégicas para la conservación del tatú carreta y su monitoreo resulta fundamental para comprender el rol que juegan tanto las áreas protegidas nacionales como provinciales, e incluso otras áreas por fuera de estas.

Fuente: chacodiapordia

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete a La Política Ambiental para recibir periódicamente las novedades en tu email