Marea Roja, un peligro que es casi imperceptible

El Senasa brinda información clave sobre esta enfermedad con el fin de evitar intoxicaciones por el consumo de productos pesqueros.

ACTUALIDAD 13/12/2023 La Política Ambiental La Política Ambiental
imagen_marea_roja

Buenos Aires - Comienza la temporada de calor y algunas personas eligen pasar su tiempo libre en las zonas cercanas al mar. En estos casos, es probable que decidan consumir productos derivados de la pesca. Por tal motivo, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) informa acerca de la marea roja con el fin de cuidar la salud de las personas y evitar enfermedades transmitidas por alimentos (ETA).

Las mareas rojas son fenómenos naturales que ocurren en los mares de todo el mundo. Son causadas por una masiva proliferación de algunas especies de algas microscópicas (microalgas) cuando determinados factores del medio ambiente (temperatura, luz, pH, disponibilidad de ciertos nutrientes, salinidad, entre otros) se tornan favorables para su multiplicación. Debido a que las microalgas poseen pigmentos, su acumulación sobre la superficie del mar puede ser visualizada como manchas de extensión variable.

La marea roja representa un peligro para la salud humana dado que organismos tales como moluscos bivalvos o gasterópodos pueden acumular las toxinas en su cuerpo al alimentarse de microalgas tóxicas y, al consumirlos, las personas pueden enfermarse.

A continuación, abordamos algunos de los posibles mitos en torno a este fenómeno
1 En el peor de los casos, la intoxicación por marea roja puede generar un problema gastrointestinal
Falso. La marea roja es potencialmente tóxica para el ser humano, pueden ocasionar un cuadro de intoxicación, cuya gravedad dependerá del tipo de toxina y de la dosis ingerida. La intoxicación suele manifestarse a través de un hormigueo en los labios, lengua, boca y cara; luego se extiende y se pierde la fuerza muscular (puede desencadenar en parálisis, dificultad respiratoria, náuseas, mareos y vómitos). Estos síntomas suelen aparecer dentro de los 30 a 60 minutos después de la ingesta, pero si los moluscos concentran una elevada cantidad de toxina, la intoxicación puede ser mortal, y desarrollarse en muy poco tiempo.

2 Las toxinas no producen cambios perceptibles a los moluscos
Verdadero. Tampoco producen cambios en su olor, color o sabor pero sí pueden afectar a quien los consuma.

3 Al preparar comidas con mariscos, la cocción o el fuego inactivan la toxina
Falso. Las toxinas no son inactivadas por la cocción, el agregado de vinagre o limón, o por el consumo de alcohol. Tampoco existen antídotos.

4 Comer mariscos es peligroso
Falso. Al igual que cualquier otro tipo de alimento, lo peligroso es comer un producto que no ha sido debidamente controlado. Los mariscos son alimentos sabrosos que aportan nutrientes de gran valor a nuestra dieta. Lo importante es que sepamos que no debemos consumir mariscos si no han sido previamente analizados.

5 Afecta a los peces
Falso. Solo afecta a los moluscos bivalvos (almejas, mejillones, cholgas, berberechos, ostras) o gasterópodos (caracoles de mar) que pueden acumular las toxinas en su cuerpo al alimentarse de microalgas tóxicas.

6 La tonalidad que adquiere el mar no solo es roja
Verdadero. También puede ser rojiza, parda o verdosa debido a que las microalgas poseen pigmentos de color variable que se acumulan sobre la superficie.infografia_marea_roja_senasa_2022

¿Por qué ocurren las FANs?
La proliferación de las especies de algas nocivas está regulada por la interacción de diversos mecanismos físicos (estabilidad, turbulencia), químicos (concentración de nutrientes) y biológicos (fisiología de la especie causal, predación, etc.), cuya complejidad es poco conocida. Al igual que las inundaciones y terremotos, estos eventos naturales son inevitables y de difícil predicción, pero sus efectos pueden minimizarse si se actúa con eficacia y serenidad en los casos de emergencia.

En la zona norte de nuestra costa, el inicio de los fenómenos tóxicos ocurre generalmente de octubre a diciembre, con el desenquistamiento de las formas de resistencia de estos dinoflagelados y su reproducción celular. En cambio, si nos dirigimos hacia el sur, por ejemplo, en la ciudad de Ushuaia, estos eventos ocurren en verano porque están asociados a la cantidad de luz, a la estabilidad de la columna de agua y a la temperatura del agua.

Estos eventos pueden ser más frecuentes debido a las condiciones que genera el cambio climático y puede ocurrir que aumenten en su intensidad, que cambien la ventana de aparición o su frecuencia, así como que comiencen a generarse en sectores donde antes no se presentaban.

Efectos sobre la fauna marina
Los diversos organismos marinos pueden tener varios roles en la red trófica respecto a la exposición e impacto de las toxinas: pueden ser vectores, víctimas o ambos.

Debido a las implicaciones de las toxinas para la salud humana, el papel de los mariscos en general, está bien documentado. Contrariamente, aquellos organismos que no son vectores tradicionales de intoxicación en humanos son poco estudiados.

La mayor parte del conocimiento actual fue generado a partir de eventos tóxicos relacionados con la mortandad de peces, mamíferos y aves marinas, cuya ocurrencia es esporádica e impredecible.

La experiencia de los últimos años nos enseña que no se debe considerar nunca cerrada la lista de especies tóxicas o los efectos dañino en determinada región.

Recientemente, entre el 24 de septiembre y el 11 de octubre de 2022 se registraron 30 ballenas muertas en el Golfo Nuevo, ubicado al ubicado al noreste de la provincia de Chubut, y se observó un número no determinado de pingüinos, aves y otros organismos afectados en coincidencia con un importante florecimiento del dinoflagelado Alexsandrium catenella.

Estos eventos ponen en alerta sobre los alcances sobre la fauna marina de estos fenómenos de difícil predicción. La causa de muchos incidentes tóxicos no siempre es completamente estudiada o discernida, lo que puede conducir a episodios tóxicos no reportados.

¿Cómo prevenir intoxicaciones?
Para evitar riesgos en la salud, el Senasa recomienda:

-No recolectar moluscos y/o mariscos en las playas para el consumo casero.
-Respetar las disposiciones, ordenanzas y avisos públicos de vedas a la extracción y consumo de moluscos.
-No adquirir preparaciones elaboradas con mariscos (conservas, ensaladas, paellas, etc.) en puestos callejeros o locales que no tengan habilitación bromatológica.
-No comprar mariscos frescos “al pie del barco”, en escolleras o los que puedan ofrecer recolectores no autorizados.
-No comprar moluscos que no cuenten con el correspondiente certificado sanitario emitido por un organismo oficial.
-Comprar o consumir mariscos solo en pescaderías, restaurantes o locales de comidas debidamente habilitados.

Fuente: argentina.gob.ar

Te puede interesar
Lo más visto
san lui

San Luis: Deforestaron 154 mil hectáreas en los últimos años y varias especies están amenazadas por la pérdida de hábitat

EcoPress
DEFORESTACION 16/05/2024

San Luis es una de las provincias más afectadas por la deforestación, desde la sanción de la ley de bosques se desmontaron más de 154 mil hectáreas y varias especies se encuentran amenazadas por la pérdida de su hábitat. Además, en 2024 la provincia recibirá solo el 7% de los fondos que le corresponden para la protección de los bosques.

Suscríbete a La Política Ambiental para recibir periódicamente las novedades en tu email